Biografía resumida

Alicia Pietri y Rafael Caldera durante la Campaña Presidencial de 1983.

Rafael Antonio Caldera Rodríguez

(San Felipe, Yaracuy, 24 de enero de 1916 – Caracas, 24 de diciembre de 2009)

Rafael Caldera nace en San Felipe el 24 de enero de 1916. A los dos años pierde a su madre y es criado por sus tíos maternos. Realiza la primaria entre San Felipe y Caracas, donde estudia el bachillerato con los jesuitas, en el Colegio San Ignacio, quienes influyen profundamente en su formación como cristiano comprometido. En condición de egresado, a sus compañeros de colegio, les dice: «Venezuela será lo que nosotros queramos que sea».

A los 17 años, viaja a un Congreso de estudiantes en Roma, en el que varios de los participantes, entre ellos Eduardo Frei, se convertirán en líderes de los movimientos social cristianos en América Latina.

En la Universidad Central de Venezuela, donde estudia Derecho, tendrá la influencia de Caracciolo Parra León, quien lo orientará hacia el estudio de la figura de Andrés Bello, del cual se inspirará en su lucha por la civilidad y el cambio institucional, dentro del respeto al estado de derecho: «Un ejército desvinculado de toda lucha por la conquista del poder civil será la llave de la estabilidad de la nación», expresa a los 20 años en un artículo de prensa. Escribe una biografía sobre Bello a los 19 años que es premiada por la Academia de la Lengua. A los veinte años, como subdirector de la Oficina Nacional del Trabajo, participa en la redacción de la primera Ley del Trabajo en Venezuela, materia sobre la cual hace su tesis de doctorado, laureado «summa cum laude». En ese tiempo también se separa de la Federación de Estudiantes de Venezuela, por la intolerancia de éstos ante la libertad de educación, y funda la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), germen del socialcristianismo en Venezuela y es el primer director de su semanario.

A los 25 años es electo Diputado al Congreso Nacional por el Estado Yaracuy y contrae matrimonio con Alicia Pietri Montemayor, con quien habría de tener seis hijos y compartir casi setenta años de vida matrimonial. A los treinta años funda el Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI), participa en la Constituyente de 1946-47 y es candidato presidencial por primera vez, frente a Rómulo Gallegos. Al mismo tiempo es profesor de Derecho del Trabajo y Sociología del Derecho en la UCV y la UCAB. Durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez realiza una resistencia pacífica pero firme al régimen. Es detenido varias veces, expulsado de la Universidad y le es clausurado un programa de televisión llamado «Aula de Conferencias TV». Finalmente es encarcelado por ser el posible candidato unitario a las elecciones de 1957. Conminado a abandonar el país, regresa en febrero de 1958 y es factor fundamental en la realización del «Pacto de Puntofijo» y posteriormente en la redacción de la Constitución de 1961. Presidente de la Cámara de Diputados, al mismo tiempo que académico y Director de la Comisión editora de las Obras Completas de Andrés Bello, ejerce sus cátedras universitarias hasta 1968.

Habiendo sido candidato presidencial en 1958 (tercer lugar) y 1963 (segundo lugar) gana en las elecciones de 1968, convirtiendo a COPEI en la primera fuerza política en llegar al poder en Venezuela por la vía pacífica y electoral. Gobierna (1969-1974) en minoría parlamentaria y se convierte en el Presidente de la pacificación, al incorporar a los jefes de la guerrilla armada a la vida democrática. Su gobierno pone el énfasis en la educación y la vivienda, duplicando el número de institutos de educación media y triplicando el número de educación superior. Se crean los Colegios Universitarios e Institutos Universitarios de Tecnología.

En vivienda se llega al récord de construir más de 100 mil viviendas en un año, se desarrollan conjuntos para la clase media como el de Parque Central y se crea el Sistema Nacional de Ahorro y Préstamo. Se construyen autopistas, carreteras, aeropuertos, hospitales, represas, a pesar de la intensa oposición del Congreso. Se nacionaliza el gas, se fijan unilateralmente los precios y con la ley sobre bienes afectos a  reversión se dan los pasos para adelantar el proceso de nacionalización de la industria petrolera. Se denuncia el Tratado comercial con los Estados Unidos; con la regionalización, se dan los primeros pasos para la descentralización; se lleva a cabo la Conquista del Sur y se incorporan los trabajadores del campo a la protección de la Ley del Trabajo.

En 1970, Caldera realiza un viaje oficial a los Estados Unidos donde será recibido por el Congreso en sesión conjunta de las Cámaras y su discurso en inglés será trasmitido en vivo, vía satélite, lo que será toda una novedad en el país.

Al salir del gobierno, se incorpora como Senador Vitalicio al Congreso y usará esa tribuna para intervenir en debates como el de la nacionalización petrolera, la reforma del régimen municipal o los cuatro años de gobierno del Presidente Pérez.

En 1979 es electo por tres años Presidente del Consejo de la Unión Interparlamentaria Mundial y en 1983 es candidato nuevamente a la Presidencia, pero Jaime Lusinchi gana la contienda.

Como Senador Vitalicio, preside la Comisión Bicameral para la reforma de la Ley del Trabajo (1985-1990), que entra en vigencia el 20 de diciembre de 1990 y la Comisión Bicameral para la reforma de la Constitución de 1961 (1989-1992), que nunca es aprobada.

En 1993 es electo por segunda vez para ocupar la Presidencia de la República y le corresponde nuevamente gobernar en minoría en el Congreso. Hereda una crisis financiera sistémica que constituyó la mayor en proporción al PIB (16%) existente hasta entonces en el mundo y le corresponde enfrentarla con bajos precios del petróleo. Realiza la apertura petrolera, aumentando la producción de petróleo a 3,3 millones de barriles diarios, crea el SENIAT, realiza reformas profundas en el área tributaria y crea el Fondo de Estabilización Macroeconómica

El país llega a tener crecimiento económico de 7,8 y 7,6 en 1997 y 1998. Se produce récord de exportaciones no petroleras en $7,2 millardos. Sin embargo, el precio del petróleo cae e impacta negativamente el último año de su gobierno ($9,38 por barril). Logra el acuerdo tripartito para el cambio de régimen de prestaciones sociales y seguridad social y crea el fondo de pensiones y a pesar de las dificultades presupuestarias, construye más de 300.000 viviendas en los cinco años del periodo. Logra la pacificación militar y el quinquenio transcurre sin un solo alzamiento o sublevación militar e igualmente  sin haber un solo muerto en manifestaciones de calle.

Al salir, se opone a la convocatoria de una Constituyente por considerarla violatoria de la Constitución de 1961. Escribe semanalmente en la prensa.

Sus últimos años los trascurre afectado por la enfermedad de Parkinson y fallece a un mes de cumplir los 94 años, el 24 de diciembre de 2009, en su casa, de donde salió y regresó las dos veces en que ocupó la Presidencia.

Recibió en su vida más de cuarenta Doctorados Honoris Causa y Profesorados Honorarios de Instituciones Universitarias de todo el mundo. Todas estas distinciones las recibía, decía, como un hombre «hecho cien por ciento en Venezuela». Nunca vivió fuera de Venezuela y dominaba cinco lenguas aparte del castellano. Muy completo en su personalidad, buen bailarín y amante de la música; jugador de billar, bolas criollas y dominó. Su impresionante disciplina le permitió encontrar el tiempo para dejar una extensa obra escrita.

Citamos un párrafo de su mensaje de despedida al pueblo venezolano:

«… quiero que Venezuela pueda vivir en libertad, con una democracia verdadera donde se respeten los derechos humanos, donde la justicia social sea camino de progreso. Sobre todo, donde podamos vivir en paz, sin antagonismos que rompan la concordia entre hermanos…».

 

Te invitamos a leer la biografía detallada de RC haciendo click aquí